Arcillas



 
 
Arcillas de la Sabana - Ladrillo Recocido
 
Material constituido por minerales en forma de granos, moldeable que al ser combinado con agua puede adquirir cualquier forma.

La arcilla con sus múltiples propiedades, es ampliamente utilizada para realizar objetos cerámicos. Este material se habría formado a partir del desgaste de las rocas, sumando factores como presión tectónica, sismos, erosión, etc.

La arcilla tiene propiedades que le han hecho muy útil para el ser humano desde la antigüedad. Una de sus características más importante es su plasticidad. Se produce cuando se agrega una cantidad determinada de agua, con la cual se hace moldeable para adquirir cualquier forma.
 
Otra característica es que al evaporarse el agua en el proceso del secado, la pieza se encoge. Puede resistir altas temperaturas sin mostrar cambios.

La arcilla también se puede clasificar según el aspecto que tenga: color, plasticidad, fusibilidad.


PROPIEDADES

Plasticidad:

Mediante la adición de cierta cantidad de agua, puede adquirir la forma deseada.

Merma:

Debido a la evaporación del agua contenida en la pasta, se produce un encogimiento o merma durante el secado.

Refractariedad:

Resistencia a diversas temperaturas sin sufrir variaciones, aunque cada tipo de arcilla tiene su tiempo de cocción.

Porosidad:

Varía según el tipo de arcilla, depende de la consistencia más o menos compacta que adopte el cuerpo cerámico después de la cocción.

Color:

Presentan coloraciones diversas después de la cocción debida a la presencia de óxido de hierro y carbonato cálcico.